NEWS

¿Por qué me hice empresario?

Porque me encanta la libertad de diseño y acción que me ofrece el espíritu empresarial a pesar de todos los riesgos que conlleva.

Por eso tengo una visión crítica de los inversores que entran en modelos de negocio establecidos con éxito.

¿Se contentará COSCO a largo plazo con una participación minoritaria en la sociedad operadora de la terminal portuaria de Hamburgo Tollerort?

¿O hará valer su dominio, que tiene China como mayor socio comercial de nuestro país?

El riesgo de volverse cada vez más dependiente es grande.

China es ya el proveedor más importante de nuestras industrias clave.

Entre 2006 y 2021, los inversores chinos adquirieron participaciones en 442 empresas en Alemania o las absorbieron por completo, según informó la consultora EY en un estudio.

Entre ellos figuran el especialista en robótica Kuka, el proveedor de automoción Grammer, la empresa de ingeniería mecánica KraussMaffei, el fabricante de carretillas elevadoras Still, pero también grupos de moda como Tom Tailor y Esprit.

Ahora la infraestructura logística de Alemania se está convirtiendo en un objetivo de inversión.

En la crisis energética estamos experimentando dolorosamente lo que significa depender demasiado de un socio comercial y las consecuencias que ello tiene para nuestra economía.

La propia República Popular pone coto a la influencia de las empresas extranjeras que quieren establecerse o abrir una sucursal en China mediante estrictas directrices y restricciones.

Me gustaría que a veces fuéramos menos oportunistas en nuestro país. Y afrontar las cosas con más valor y decisión.

Pensar empresarialmente no está de más.

#logística #cosco #china

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Artículos relacionados

Contáctanos para más información

Respondemos a cualquier pregunta sobre transporte internacional