BLOG DE TRANSPORTE

KPI en logística

La logística es una actividad esencial para el funcionamiento de cualquier empresa, ya que se encarga de planificar, organizar y controlar el flujo de materiales, productos e información desde el origen hasta el destino. 

Sin embargo, gestionar la logística de forma eficiente no es una tarea fácil, puesto que implica muchos factores, procesos y agentes que pueden afectar al rendimiento y a la satisfacción del cliente. Por eso, es necesario medir y evaluar el desempeño logístico mediante indicadores que permitan identificar las fortalezas y debilidades de la cadena de suministro, para así aplicar las mejoras necesarias. 

Estos indicadores se conocen como Indicadores Clave de Rendimiento o KPI (Key Performance Indicators) y en este artículo explicaremos qué son, su función y cómo se calculan.

¡Vamos a ello!

¿Qué son los KPI en logística y cuál es su función?

Los KPI logísticos son indicadores que miden el desempeño de los procesos y actividades logísticas de una empresa. Suelen expresarse como un porcentaje, una ratio o un número específico, y se definen en función de un periodo de tiempo determinado. Su principal función es:

✓ Evaluar de forma objetiva la evolución de un proceso o actividad logística.

✓ Comparar los resultados obtenidos con los objetivos empresariales establecidos.

✓ Basar las decisiones en datos y evidencias.

Los indicadores logísticos se clasifican según las áreas principales de la logística: aprovisionamiento, almacenaje y transporte o distribución de mercancías. Además, como tienen que medir el cumplimiento de los objetivos, siempre se relacionan con:

  • El coste operacional: producir productos con el coste más bajo posible.
  • El tiempo: aumentar la velocidad y la puntualidad en los procesos.
  • La productividad: producir más con menos recursos.
  • La calidad o nivel de servicio: satisfacer las expectativas y necesidades del cliente.

Importancia del Monitoreo de KPI en la logística

El seguimiento de los Indicadores Clave de Rendimiento (KPI) es de vital importancia para los profesionales de la logística, ya que sirve como brújula que guía a sus departamentos hacia la eficiencia, la rentabilidad y, en última instancia, el éxito. 

Y es que, en el complejo mundo de la logística, en el que cada minuto y cada recurso cuentan, los KPI proporcionan una valiosa información sobre diversos aspectos de la operación.

Por ejemplo, para los líderes logísticos, las prioridades fundamentales incluyen garantizar entregas a tiempo, mantener la calidad de los productos y gestionar eficazmente los costos. Problemas en cualquiera de estas áreas pueden afectar significativamente los resultados financieros.

Tipos de KPI en la logística y cómo se miden

En logística, los indicadores clave más comunes se definen teniendo en cuenta las diversas etapas que conforman la cadena de suministro. Algunos de los más relevantes son: 

KPI de abastecimiento

Son aquellos que se utilizan para controlar los procedimientos de compra de nuevo stock y las negociaciones que se llevan a cabo con los proveedores. 

Estos KPI permiten evaluar:

✓ Calidad.

✓ Coste.

✓ Tiempo de entrega de los productos adquiridos.

Algunos ejemplos de KPI de abastecimiento son:

Entregas recibidas fallidas 

Calcula el porcentaje de pedidos fallidos debido a que el proveedor no ha cumplido con los acuerdos establecidos en cuanto al servicio o calidad del producto. 

Su fórmula es: Pedidos rechazados ÷ el total de órdenes de compra recibidas x 100

Lead time de orden de compra

Este indicador permite calcular el tiempo transcurrido desde que el departamento de compras solicita un pedido al proveedor hasta que este es recibido en el almacén. 

Su fórmula es: La fecha de recepción del pedido – La fecha de emisión

KPI de transporte

Son indicadores clave de rendimiento que proporcionan datos no solo sobre las entregas, sino sobre todo el movimiento de productos a lo largo de la cadena de suministro. Ahora bien, estos KPI nos son de utilidad para evaluar los costos de combustible de camiones, la eficiencia, calidad y servicio del transporte.

Algunos ejemplos de KPI de transporte son:

Coste del transporte sobre ventas

Muestra cuánto representa el gasto en transporte con respecto a las ventas totales y ayuda a entender cuánto impacta el transporte en la ganancia de la empresa. Además, facilita la búsqueda de maneras de reducir estos costos.

Su fórmula es: El coste total del transporte ÷ Las ventas.

Entregas dentro del plazo

Este KPI indica el costo del transporte en relación con las ventas totales, por lo que proporciona información valiosa sobre la influencia del transporte en la rentabilidad de la empresa, permitiendo identificar oportunidades para reducir costos.

Su fórmula es: El número de entregas en el plazo ÷ El número total de entregas x 100.

KPI de almacenamiento

Tal y como su nombre lo indica, con ellos se pueden medir y controlar los procesos que se realizan dentro del almacén, como la recepción, el almacenamiento y el envío de la mercancía.

Algunos ejemplos de KPI de transporte son:

Coste de almacenamiento unitario

Muestra el coste de guardar la mercancía en el almacén.

Su fórmula es: El coste total de almacenamiento ÷ La capacidad nominal x Índice de ocupación

Tiempo de ciclo de orden interno 

Mide el tiempo que se tarda en atender un pedido desde que se recibe hasta que se envía. 

Su fórmula es: Número de pedidos completos a tiempo ÷ Número total de pedidos x 100

Estos son solo algunos ejemplos de los KPI en la logística, pero hay muchos más. Cada empresa debe elegir los indicadores que mejor se adapten a sus objetivos y necesidades. Para ello, es importante que esta defina metas claras, que recoja datos relevantes y que haga un seguimiento regular de su rendimiento. Así podrá evaluar si está cumpliendo sus expectativas o si necesita tomar medidas correctivas.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Artículos relacionados

Contáctanos para más información

Respondemos a cualquier pregunta sobre transporte internacional

Wir bewerben uns bei Ihnen als Arbeitgeber!